Noticias en corto

Sale a licitación el suministro de caramelos para la cabalgata de reyes 2018.// Adjudicado a la empresa Contracultura SL los servicios de infraestructuras para la organización y ejecución de los programas de Navidad 2016/Reyes Magos 2017, Carnaval, Corpus Christi, Juanillos, y Patrona del año 2017. || Adjudicado a PORGESA el Suministro y Servicio de Alumbrado Extraordinario para las Fiestas de Navidad y Reyes, Carnaval, Fiestas de Todos los Santos y Festividad de Nuestra Señora de la Palma.// Se adjudica a Manuel Iglesias Ruiz Catering el pliego de clausulas administrativas para la explotación del bar del Gran Teatro Falla para el año dos mil diecisiete.// El Servicio de Controladores de los distintos cortejos y cabalgatas de la Delegación Municipal de Fiestas durante el año 2017 ha sido adjudicado a la empresa ASMARKLIN SL.// Ambulancias Barbate S.C.A cubrirá sanitariamente las actividades derivadas de los actos organizados por la Delegación Municipal de Fiestas del Excmo. Ayuntamiento de Cádiz, durante el año 2017.// EL SUMINISTRO EN RÉGIMEN DE ALQUILER DE NUEVE CABEZAS TRACTORAS AERO-PORTUARIAS Y NUEVE SEMIRREMOLQUES PLATAFORMAS, PARA LA GRAN CABALGATA DEL CARNAVAL 2017 CORRERÁ A CARGO DE RECOSOL SOLINO SANCHEZ SL.// Adjudicado a Ecofersa Sistemas Integrales, S.L. CIF B 85849925 el suministro en régimen de arrendamiento de vallas para los diferentes programas de la delegación de fiestas del 2016-2017.// El suministro en régimen de alquiler de elementos de sonorización y asistencia técnica de los distintos actos de la delegación municipal de fiestas durante el año 2017 correrá a cargo de la empresa cordobesa Mapsound.// El servicio de presentadores para los distintos actos sujetos al programa del Carnaval de Cádiz 2017 y otros actos que se celebren conectados con el Carnaval, ha sido adjudicado a la empresa Baluarte Producciones.

domingo, 28 de febrero de 2016

Así se llega y se vive: Carnaval Callejero

Nuevos pasos en este momento del camino. Quien lo iba a decir hace....años. La vida da muchas vueltas, como los autobuses urbanos de Cortadura a la Caleta. Y con.....años, no se, pero allá por el año 2003, ya empezaba a dar mis primeros pinitos carnavalescamente hablando. Por ahí ha aparecido una presentación mala malísima pero regulá rimada o el título de una comparsa con una letra que nada más leerla me pego cabezazos. Era pequeño y la intención era lo que contaba. "Manolo el corta pollo" era la sensación de aquella época ¡nombraba hasta Teófila! (risas) o intentos de poesía cupletera pero que no llegan ni a lo uno ni lo otro.  

Bueno, que esto quiere decir que lo mio con el carnaval viene de lejos, desde pequeño y descubriendo poco a poco un mundo por sí solo, sin que nadie me diga esto o aquello. Fue por mí solo, que un año, creo que en el 2007 -si mis fuentes escritas no me fallan-, me fui con mi hermano y sus amigos el domingo de carnaval chiquito por las calles de Cádiz a ver mundo. Recuerdo que aquel 4 de marzo, en el oratorio de San Felipe, un grupo llegaba con una sombrilla de colores además de llevar una caja de galletas con una brocha como gorra. Eran "Los Guatifó", una de las mejores callejeras y creo que la primera que escuchaba en mi vida. También escuché a los "Poyasos de la tele" por los alrededores del mercado y su estribillo: "¿De que murió fofo?........" y "Díselo con flores", más conocidos por Los del Perechero. Son los recuerdos de mis primeros carnavales callejeros. Y benditos carnavales.

En 2008 tocó ver y escuchar "Silencio por fagot", "Los Diplomáticos", "Rumanía, Rumanía" y alguna otra más del teatro, que también me gustaban. Compaginaba por aquellos años, días con amigos y amigas en tablaos con días sueltos de "Amoscushá" por la Viña y el centro. Iba creciendo, sumando años. Ya tenía más idea de lo que era el carnaval callejero y lo que lo diferenciaba del concurso. Al principio, no entendía nada, me costaba mucho, no sabía donde me había metido y tampoco el por qué se seguía estas cosas, pero después de todo este tiempo y toda esta trayectoria, menos mal que he cambiado de opinión. 

En 2009, San Lorenzo era el punto de encuentro junto a "La Casapuerta". "Los Almaceneros de Kingston" es la callejera que mejor recuerdo de aquel año con un disfraz de pen-drive hecho de cartón que ya ultimaba sus días después de tanta fiesta. "Semana Cultural Versalles" se movía por las calles junto a los G.I.A y otras callejeras que seguro que escuché pero que no recuerdo en estos momentos. Momentos que con 17 años, al igual que hasta ese instante, compaginaba con las agrupaciones del teatro. Mas o menos recuerdo días de "Amoscushá" por el Pópulo y sus alrededores. Recuerdo que una vez escuché a los "Guatifalien" en la calle Nueva y creo que también a "Los Latino Tovar", que descubrí hace poco quienes eran.....

En 2011, siguiendo mi apuesta carnavalesca ya más que forjada en mis adentros, aparece en escena "Los caballeros del bicentenario", "Bienvenido míster doce", "As mulatas da Cabalgata" la chirigota de las niñas que tanto nos hicieron movernos y reírnos o "Banca Guatifó". Iba creciendo, el veneno aumentaba por todos lados. El teatro también mi delirio, el carnaval mi pasión. Horas y horas escuchando letras de uno y otro lado. Yo era feliz y quien iba a decir que años después, seguiría siéndolo.

Salir. Salir al Palillero, a la Viña, a San Agustín y al Pópulo. Las citas obligadas de todos los años. "Amoscushá" de referencia y San Lorenzo de cierre con Sagasta en espera. El año del doce desde el principio hasta el final. Otro carnaval más, otra alegría más y un pseudobicentenario desastre que pasó a mejor vida. "El caballo Blanco de Santiago es beige clarito" o "la rumbita de Urdangarín" que con el paso del tiempo se hizo realidad, desde Encarnación para el mundo. "En el fondo somos los mejores" -callejera en la que salía un colega vestido de buzo- la escuché en Pericón de Cádiz una noche, que les dio paso al romancero de David Medina "El Llanito solitario", que me encantó cuando lo escuché en la calle Flamenco y creo que hasta repetí. ¡Vaya crack y que buen romancero! "¡España Gibraltareña!" decía. Y los "Emprendedores gaditanos" del Chapa, tampoco podían faltar a la cita.

Y tampoco podía hacerlo en el Carnaval del 2013. Aquí fue cuando la sensación del gusanillo se cruzó en mi camino. Recuerdo que fue una noche de "Amoscushá", un miércoles si mal no recuerdo. Estaba con un amigo, cuando estábamos viendo a "La Caída del Imperio Rumano" en la calle Nicaragua. Fue ahí donde el gusto por el carnaval subió como llenar un vaso de cerveza y ya quise, para el próximo año, es decir 2014, dar mis primeros pinitos en el mundo callejero. Un novel que su sueño era el reseñado y que finalmente conseguí estos pasados carnavales. Ha costado pero como dice el dicho, mejor tarde que nunca. Pero antes de llegar al día de hoy, al presente más presente, tuve que escuchar y seguir aprendiendo de "Gran casino Guatifó" en la calle Valenzuela junto a Ruibal y Drexler o en la calle Argantonio de "La verdadera patrulla águila" con esos paracaídas al final de su repertorio. San Lorenzo se hacía punto de encuentro de amigos y callejeras. Encarnación para "Los Gogós" y para "Lo que el bierzo se llevó", Armengual. También escuché a la callejera de García Argüez "Los suspiritos de España", a "Las Tres Gracias", a "Los Teletubbies", que recuerdo que eran un poco borde, a "Las Malas de V" por Pericón de Cádiz cerquita de Macías Rete, por el Cambalache a "Ciudadano Mero", al igual que en el Chiquito, que lo recuerdo como si fuese ayer. Esa misma noche, me encontraba en Jose del Toro con Columela, por donde venían "Las Monas de Gibraltar" con forillo y casette en mano. Iban rápido, de camino a casa. Su carnaval había terminado ya pero los "jartibles" del grupo -eramos cinco o seis- queríamos seguir escuchando. En Rosario arriba, estas monas, nos interpretaron sus últimos cuplés de sus carnavales y nos dijeron de lo que iban a ir al año siguiente. Regresamos al "Camba" a disfrutar de los últimos minutos del carnaval y nos marchamos  a casa sin pensar en lo que iba a venir minutos después. La policía apareció por esos alrededores, a diestro y siniestro empezó a dar palos a todo el que estaba allí y la noche acabó con detenciones y denuncias. El "Carnaval Chiquito" acabó de la peor manera posible y todas las agrupaciones callejeras y algunas del Concurso, ante este acontecimiento, crearon una plataforma para apoyar a los compañeros detenidos y denunciar estos hechos, que finalmente han sido absueltos de los mismos. Por la libertad de expresión, por un carnaval libre.

Pasado el Carnaval 2013 y con las ganas de escribir pero sin tener ni idea de cómo hacerlo o como empezar un grupo, llegó el Carnaval 2014. No dio tiempo a nada pero planteado estaba. No satisfice mis necesidades. Una pena, tenía ganas pero no pudo ser. Ya llegaría el día. Pero hace dos años pues al pie del cañón escuchando por disfrutar. Se lió. Era el año de las agrupaciones callejeras con tipo eclesíasticos por todos lados y prueba de ello, la procesión magna que se celebró por las calles del centro. Lo que pasa aquí en Cádiz, no pasa en ningún lado y si se hace con respeto, como se hizo, pues perfecto. Las risas no pararon, inimaginable esta situación. Ese año, tocó escuchar a "Vacaciones en Roma" con un estribillo muy al tipo: "A ver si elegimos papa de una vez, que me ha llamado ya tres veces mi mujer" o la vida de PI como cuartetilla, a "Son de Guatifó", a los rockeros en Rosario Cepeda o en la esquinita de capuchinos con sus cuples de pelos, a "Los Dalai Sheriff" -si no recuerdo mal- en Portería de Capuchinos con un borracho de fondo que no veas la que dio. "No me gustan los tiroteos, ni los tiros, ni la teo" era su estribillo. Muy bueno, la verdad. También escuché a "Te la tengo sentenciá" mínimo tres veces: en Torre Tavira, San Miguel y Calle Rosario abajo. Esta agrupación hizo mis delicias con esos cuplés que a cual mejor. (El borde, el de la leche de huevo, mi favorito). También  a "Dejad que los hombres se acerquen a mí" en la puerta del obispado y por otros lares, a "Los huesitos" con su final de popurrí "fiesta de Serrat" y de "Vamos Tirando". Y ese año, el carnaval se "cerró" en la plaza del palillero, en el punto donde "la policía se le puso gallito al carnaval callejero" con todas las agrupaciones cantando cupleses varios para recordar aquellos acontecimientos tan nefastos. De regreso a casa, ya pensaba en el carnaval del próximo año, es decir en el Carnaval 2015.
Fiesta que el pasado año disfruté como nunca, de principio a fin con mis amigos y amigas, por lo que no saque nada a la calle, de callejera digo. Lo que si hice fue entrevistas a agrupaciones callejeras para este blog y que tanto gustaron a las mismas. Po eso que me llevo. Del Carnaval de calle, a día de hoy, recuerdo que el punto de partida, encuentro, comida, merienda, cena y cerveza era el bar "La Casapuerta". También recuerdo como escuché callejera tras callejeras y alguna del falla en San Agustín o Candelaria. "Los Barbapastas" en Solano o en los techitos de capuchinos, "Volemos" o "Los Vidente amigo" en la Viña y de madrugada, a "Las Diógenes" en Mateo de Alba o alrededores de la calle Nueva, a "Los imprescindibles" en Gaspar del Pino, a David y Andres con su nuevo disco "Alma Andaluza" en Solano, la esquinita de capuchinos o frente por frente al Hostal Fantoni, a "los rockeros" en su calle, Rosario Cepeda, "La escopeta Nacional" tres o cuatro veces más y a"Las Jackies" en Armengual. Y poco más, creo yo, de carnaval. Por este año, a tope, no con la cope pero si con chicharrones.

Y bueno, fue en este carnaval cuando un amigo me dijo que iba a sacar una callejera para este año para saciar el mono de no salir. Yo le dije que contara conmigo porque yo llevaba tiempo queriendo sacar una y aquí esta la prueba. Aun quedaba mucho tiempo, pero aquí empezó lo que ha sucedido este año, mejor o peor, pero empezó. Era pronto pero la idea y la propuesta estaba ahí, sobre la mesa. "Ya hablaremos" dijimos. Yo ya estaba dentro, feliz, imaginando lo que sería este año y nada de lo que imaginé antes corresponde con la realidad. Estos carnavales (2015), fueron de los mejorcitos que he tenido hasta el momento porque fueron muchos y muy buenos momentos con amigos y compañeros que no me los quita nadie. Los de este año, os lo contaré pronto -por petición- en próximas entradas para que leáis como me sentí, al no hacer de como tú, es decir, de público.

Y como dicen por ahí "La vida da muchas vueltas, como los autobuses urbanos de Cortadura a la Caleta". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario